Levantón con persecución

hace 3 semanas
Balacera

Sobre la avenida Huayacán se registró una persecución que desencadenó en un enfrentamiento armado entre policías federales y delincuentes, tras el reporte de un sujeto privado de su libertad. Los malandros se escondieron en una casa de seguridad que posteriormente fue cateada.

Redacción/ De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- A sangre y plomo elementos de la Policía Federal rescataron una presunta víctima de secuestro momentos después de ser supuestamente privada de su libertad por tres maloras que la llevaban a guardar a una casa de seguridad, que posteriormente fue cateada por la ‘liga de la justicia’.

Casi de manera simultánea a la ejecución del ‘Diablo’, es decir a las 6:10 de la tarde, ‘cuicos’ federales que circulaban por el congestionado Bulevar Luis Donaldo Colosio, cuando detectaron una camioneta Volkswagen café que coincida con las características de una denuncia ciudadana que alertaba que en dicha unidad tenían privado de su libertad a un sujeto.

Por tal situación los ‘matutes’ procedieron a marcarle el alto; sin embargo, los ocupantes del vehículo respondieron a plomazos, por lo que se inició un nutrido enfrentamiento armado entre malandros y policías.

Al verse superados los maloras abandonaron la unidad, donde se aseguraron casquillos percutidos nueve milímetros y un cargador abastecido para arma tipo AR-15, además del supuesto secuestrado, que se identificó como Jonathan G.B., quien presentaba varias heridas en el cuerpo.

De inmediato, el lugar fue sitiado por policías de todos los colores y sabores, que identificaron una casa ubicada sobre la calle Haití, del residencial Las Américas, donde se refugiaban los secuestradores.

Inmediatamente, se armó el operativo para que ingresaran los uniformados, así como en las películas gringas, logrando echarles el guante a seis presuntos delincuentes; trascendió que se aseguró armamento de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

En tanto, la víctima de secuestro fue resguardada por policías y posteriormente trasladada a la clínica del Seguro Social de la Cobá para su atención medica, en espera de que cante con coros y orquesta dónde lo levantaron.

Alan Yañez a bordo de su Ibiza le dio por detrás a la RAV4 de Nafir Castro, y al continuar su trayectoria golpeó el Jetta de un extranjero.
Repartió arrumacos

Un joven pizzero le sorrajó tremenda cachetada guajalotera a su vecina, cuando esta le pidió que quitara su escándalo musical.
¡‘Escándala’!, bofeteó a una doña

Cerrar