El ‘ejecutómetro’ rebasó la cifra del año pasado

hace 3 meses
Muertos

En la primera mitad de 2017, el número de ejecuciones que ha dejado la encarnizada lucha de los grupos delictivos por el control de la plaza de Cancún, ha superado ya el total de 2016.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- La guerra que mantienen grupos antagónicos de la delincuencia organizada por el control de la plaza en este lucrativo destino turístico, ha teñido de sangre las calles a tal grado que en tan solo seis meses ya fue superada la cifra total de ejecuciones en comparación con el año pasado.

Esta lucha de las células delictivas por el control de la venta de droga, extorsiones, cobro de piso, secuestros, prostitución, entre otros negocios, de enero a junio ha dejado 61 ultimados tan solo en Cancún, mientras que en el vecino municipio de Puerto Morelos suman ya cuatro muertes violentas.

La serie de ejecuciones inició el primer día del año, ya que durante la madrugada del 1 de enero fue hallado en la supermanzana 39, atrás del City Club, en el interior de una camioneta el cuerpo decapitado y desmembrado de un sujeto, que tenía además un mensaje.

El 10 de enero un sujeto le metió siete plomazos a un guardia de seguridad en plaza Solare; a dicho ejecutado le fueron localizadas varias bolsas de cocaína listas para su venta. Previamente el ‘teibol’ el Ejecutivo también fue rafagueado, presuntamente por no cumplir con el pago de piso.

Febrero sí que fue una locura, a un ritmo de un baleado por día y ataques a casas de citas como medida de presión para que accedieran al pago de cuotas, pero esta vez la saña aumentó de manera considerable, luego que sobre la calle Punta Celarain, entre las avenidas Luis Donaldo Colosio y Bonampak, fue abandonada una maleta con el cuerpo de un hombre descuartizado; dicha ejecución se la adjudicó el grupo de doña ‘Lety’, además que otro ‘narcopoquitero’ fue ejecutado en plaza Solare, y el día 16 Cancún amaneció con la escena más macabra y cruel en la historia: el cuerpo de un hombre descuartizado fue abandonado sobre el techo de un carro en una transitada calle de la supermanzana 95.

Marzo fue el mes más crítico para las autoridades pues ahora los delincuentes los habían hecho blanco de sus ataques, el policía José del Carmen Rodríguez López fue ejecutado de un balazo cuando llegaba a su domicilio en la supermanzana 228; pocos días después, al matute Eliseo Ku Uc lo rafaguearon en el interior de una patrulla cuando se encontraba, asignado a la vigilancia de la zona de antros en la Plaza de Toros.

En abril la constante fueron los ataques a balazos a antros y casas de citas, siendo el ataque perpetrado al bar Santino’s, ubicado sobre la avenida Cobá esquina con Náder de la supermanzana 5, uno de los más sangrientos donde tres personas fueron asesinadas y tres más resultaron heridas.

Durante mayo los criminales siguieron operando, pero ante la llegada de militares y federales para reforzar la seguridad, cambiaron su manera de chambear, ahora levantaban a sus víctimas, quienes aparecían horas después en áreas verdes, torturadas y con el sello distintivo del crimen organizado.

En lo que va de junio ha continuado la violencia, pese a la llegada de un nuevo mando policiaco que, según su currículum, prácticamente come plomo y defeca balas; sin embargo, en un restaurante de mariscos de la delegación Alfredo V. Bonfil fue ultimado el ex policía y ex escolta Héctor Casique Fernández alias ‘El Diablo’, lo que pudiera recrudecer la violencia, ya que dicho lugar es cuna de un peligroso cártel de la droga.

Arrestado
‘Mazda-zos’ por impertinente

Choque
Damitas calientan fierro

Cerrar