‘Cruz-o’ en muy mal momento (Galería y video)

hace 1 semana

Por perseguir al borrachales Homero Toral Cruz, seis patrullas iban hechas la mocha con torreta encendida.

Pedro Amador/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Una patrulla de la Policía Estatal Preventiva se vio involucrada en un aparatoso percance de tránsito cuando perseguían al alcoholizado conductor de una camioneta, dejando como saldo dos ‘cuicos’ heridos y daños por más de 80 mil pesos.

Según testigos de los hechos, ayer a las 6:30 de la mañana seis patrullas perseguían a Homero Toral Cruz, de 40 años, quien conducía la camioneta Honda CR-V blanca, placas UTD-842-D, sobre la avenida Benito Juárez pues minutos antes fue reportado por ir zigzagueando y en una de esas casi atropella a un grupo de personas.

Al llegar al cruce con Insurgentes la patrulla Chevrolet F-150, número 12009, placas SP-6307, cruzó a más de 90 kilómetros por hora e impactó al taxi 174, matrícula 74-14-TRY, piloteado por José Abelardo Sánchez Medina, de 28 años, el cual se atravesó en el camino pues no se percató que la ‘trulla’ llevaba los códigos encendidos.

Del impacto el taxi invadió el carril contrario, avanzó cerca de 20 metros y acabó su loca carrera estampado contra un poste de energía eléctrica; por suerte el chafirete resultó ileso.

Por su parte, el patrullero Julián A.H., de 41 años, se fue contra el poste del semáforo, el cual arrancó desde su base y cayó encima de un Chevrolet Chevy blanco, engomado USA-260-D, propiedad de Angel Cruz Canul, de 50 años, el cual esperaba el verde para avanzar.

“La patrulla venía haciendo su trabajo y se le atravesó el taxi y eso que llevaba sus códigos encendidos; el taxista no respetó el trabajo de la Policía”, dijo Angel Cruz, minutos después del percance en el que se vio involucrado.

En el lugar fue atendido J.G.C.M., de 54 años, pasajero del taxi, quien se encontraba consciente y tras la valoración presentó contusiones en la espalda pero se negó a ser trasladado al hospital.

El par de ‘cuicos’ que iba en la patrulla fue trasladado a la clínica del ‘res-Issste’.

M.N.C.C., de 46 años, quien iba de copiloto, presentó dolor cervical, en la clavícula y espalda baja, así como una herida de dos centímetros en la barbilla; mientras que Julián acabó con una contusión en la muñeca derecha y fractura del dedo meñique derecho, además de contusión en tibia y peroné izquierdos.

Por su parte, el taxista José Abelardo Sánchez Medina dijo en su defensa que al llegar a la intersección hizo su alto y vio el momento en que las patrullas pasaban a exceso de velocidad con sirenas abiertas, pero al pasar la última y darse color que el semáforo estaba en verde cruzó justo cuando la patrulla que venía rezagada lo impactó, por lo que el caso fue turnado al agente del Ministerio Público, quien se encargará de analizar las diferentes versiones de los involucrados y realizar el deslinde de responsabilidades.

Al final, el borrachín que era perseguido fue alcanzado sobre la avenida Constituyentes del 74 con Erick Paolo Martínez y puesto a disposición del juez municipal por las 36 horas correspondientes.