¿Cómo llegó ahí?

hace 5 días
Andrea Morris no supo como llegó su nave a estar de pompas contra un poste de luz, luego de perjurar que lo dejó con el freno de mano puesto.

Andrea Morris estacionó su vehículo frente a su puerta y luego de 15 minutos observó que había policías afuera de su casa, por lo que al salir descubrió que su nave estaba de ‘pompas’ contra un poste de luz.

Jorge Uc / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Una mujer dijo ignorar cómo ‘cariños’ su Pointer, que minutos antes dejó estacionado frente a su casa, terminó embarrado en un poste de concreto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ayer en la colonia Emancipación de México.

A las 9:30 de la mañana, Alejandra Morris llegó a su casa situada en la calle Zaczukil con Xtacay y Chachalaca, tras dejar a su hijo en la escuela, por lo que estacionó su Volkswagen Pointer gris, laminitas UUF-913-A, frente a su vivienda en sentido de oriente a poniente.

Estaba desayunando cuando observó que varios uniformados se encontraban frente a su ‘chante’, al salir vio que su auto estaba de ‘nachas’ contra un poste de concreto de la CFE, por lo que mencionó que tenía 15 minutos de haberlo estacionado, y aseguró que la palanca de velocidades estaba en primera.

La mujer informó a los ‘polis’ que dejó la puerta del conductor abierta y sin el freno de mano, por lo que se pensó que posiblemente los frenos fallaron o delincuentes intentaron robárselo y al chocar contra el poste huyeron.

Para su mala suerte ningún vecino se percató de lo ocurrido ya que el percance fue reportado al número de emergencias por un ciudadano que pasaba por el lugar.

Debido a que el auto y el poste no presentaron daños, los policías y peritos de Tránsito invitaron a la mujer para que llevara a verificar su nave y a no dejar la puerta de su vehículo abierta, pues es como una invitación a que sea robado.

Sentado frente a su chante en la supermanzana 76, fue sorprendido un don a quien le bastaron tres tiros en la chola para partir al más allá.
Tres tiros bastaron

Tranquiza entre ‘turistos’ hizo que terminaran en el calabozo, luego de andar de rijosos, tras despertar a los vecinos de la colonia Ejido.
Al calabozo por ruidosos

Cerrar