¡‘Bravo’, hizo chuza!

hace 3 meses
El taxista José Alfredo Gómez Ortiz, provocó una carambolota con tres automóviles más por la imprudencia de pasarse el alto.

El taxista José Alfredo Gómez Ortiz, provocó una carambolota con tres automóviles más por la imprudencia de pasarse el alto, cuando transitaba sobre la avenida Nicolás Bravo, en la colonia Solidaridad.

Jorge Uc / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- El conductor de la ‘alcancía’ rodante 1650 ignoró su alto total y colisionó contra el taxi 971, que del fuerte impacto se estrelló contra un Ford Fiesta, el cual embarró su ‘trompa’ contra una Jeep Liberty; una joven fue llevada al hospital para valoración, ayer al mediodía.

José Alfredo Gómez Ortiz, de 54 años, circulaba de norte a sur sobre la avenida Nicolás Bravo, en las inmediaciones de la colonia Solidaridad a bordo de su ‘alcancía’ con ruedas Nissan Tsuru 1650, matrícula 78-41-TRY.

En la intersección con la calle Dos Aguadas realizó un cambio de dirección para transitar de sur a norte sobre la misma vía, pero le falló el tino y con el ángulo frontal derecho le dio un llegue al ‘cochinito’ Nissan March 971, laminitas 73-33-TRY.

El taxi 971 que era conducido de sur a norte con preferencia de paso por Rubén Darío Vidal Martínez, excedía el límite de velocidad permitido y luego del impacto perdió el control de su nave y se estampó de frente en las nachas de un Ford Fiesta blanco, plaquetas ZAL-95-10, que estaba debidamente estacionado.

Del fuerte golpe se destrozó la trompa del Fiesta al estrellarse contra la retaguardia de una Jeep Liberty azul, engomado UTE-860-D, que también estaba parada sobre la avenida Nicolás Bravo entre Dos Aguadas y Celul, en la colonia Solidaridad.

Paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas valoraron a ambos ‘ruleteros’ pero no fue necesario su traslado al nosocomio.

A quien sí llevaron al hospital fue a la pasajera del ‘marranito’ 971, María Guadalupe Avila Magil, de 21 años, quien terminó policontundida.

Para fortuna de José Alfredo, su aseguradora se hizo cargo de cubrir los daños y gastos médicos que ocasionó al conducir sin precaución, además de hacerse acreedor a una infracción por parte de los peritos de Tránsito.

Los autos que sufrieron daños de consideración fueron el taxi 971 y el Ford Fiesta, cuyo propietario dijo que recientemente lo adquirió.

Ayer por la tarde unos malandros llegaron a atracar la tienda de autopartes Javier, y le dispararon en dos ocasiones al hijo del dueño del local.
Tiene dos huequitos nuevos

Una ‘seño’ pegaba gritos de dolor pues azotó la res en su ‘jaus’, por lo que fue llevada al hospital pa’ su acomode de huesos.
¡“Aaay mus huesos”!

Cerrar